samedi 20 juin 2015

PARA REFELIXIONAR


Después de la victoria bien merecida de Perú contra Venezuela me quedó un sabor amargo al visitar las redes sociales y ver que muy pocos venezolanos fueron capaces de reconocer que la prestación de nuestra selección dejó mucho que desear. 
Al ver ayer las declaraciones de Seijas diciendo que nos merecíamos un empate, pensé : " pues si !... contuvimos bastante bien a los aguerridos peruanos durante el segundo tiempo, pero no salimos a jugar ni con la misma humildad ni con las misma disciplina con la que enfrentamos a Colombia ". 
Y es que pareciera que si el venezolano no tuviese el mazo golpeándole encima, fuese incapaz de reconocer las fallas del colectivo. Pero lo más alarmante no fue la actitud de nuestra selección, sino testimonios como este que comparto http://lofeodecaracas.com/2015/06/19/juego-venezuela-vs-peru-en-peru/ y que son verídicos, pues no necesitábamos ir a un restaurante o bar para ver el juego con nuestros compatriotas para escucharlos; bastaba con pasearnos por twitter o facebook para leerlos !!! 
Y es que con un presidente que no sabe expresarse sino es descalificando o amenazando ; con un comandante supremo eterno cuyo discurso estaba plagado de los peores insultos y atrocidades y cuyo lenguaje pasaba de lo soez a lo insensato ; con unos diputados de la AN incapaces de argumentar y cuyo debate consiste en gritos : "NO PASARAN !", "CHAVEZ VIVE !", etc. ; y, finalmente, para colmo de males, con un presidente de la AN acusado de capo del narcotráfico y dirigiendo un programa que se llama "con el mazo dando", qué ejemplo de urbanidad, civismo y educación podrían tener los venezolanos ??? !!!! 
Los comentarios que me han llegado estos últimos meses es que la anarquía se desbordó, que en Venezuela todo el mundo se insulta, todo el mundo anda o paranoico de que no le echen una "vaina" encima o queriendo echarle la "vaina" encima al otro. Entonces no nos extrañemos : si el trato entre gente de un mismo país y que comparte una historia y una cultura es agresivo, mal podrían los venezolanos comportarse educadamente fuera de casa. 
Yo estoy muy decepcionada pues después de haber visto una selección supremamente disciplinada y colectiva contra Colombia (salvo las 7 faltas de Salomón Rondón). Por un instante sentí una algería infinita, sacamos eso bueno que tenemos los venezolanos : nuestra capacidad de cumplir grandes cosas cuando nos lo proponemos, de trabajar en equipo y obtener buenos resultados bajo una dirección seria como la de Chita. Es verdad, los venezolanos también podemos ser serios si nos lo proponemos. Contra Perú en cambio vi un juego sucio, desorganizado y una actitud completamente irresponsable por parte de Amorebieta... pero, eso no fue lo más grave ! El fútbol es a fin de cuentas un deporte, un juego y un mal día lo puede tener cualquiera. Lo más grave es que nadie (o muy pocos), estando con la cabeza caliente, fueron capaces de reconocer, en las redes sociales, que la Vinotinto no dio la talla. Se contentaron con decir que el árbitro estaba vendido, que no nos merecíamos la tarjeta roja y que mucho menos nos merecíamos perder !... Humildad señores, la Vinotinto apenas está aprendiendo... aún no nos hemos calificado a ningún mundial, aún no hemos ganado la primera copa suramericana... No sigamos el ejemplo de Diego Maradona, sigamos más bien el de aquellos que constancia y trabajo han llegado lejos y se han mantenido arriba... que son muchos más !

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire